Que hablen de ti, aunque sea fatal

Tim Gurner

Un multimillonario australiano que se llama Tim Gurner y que ha hecho fortuna con los gimnasios y con los negocios inmobiliarios ha indignado a unos y a otros con unas declaraciones muy hirientes en las que pide una subida del desempleo para poner en su sitio a esos “arrogantes” empleados que se han olvidado de quién manda en las empresas. Gurner quiere, en sus palabras, “que haya más dolor” para que los empleados no vengan con más reivindicaciones que supuestamente rompan sus cuentas.

Me huelo que este mister Scrooge posmoderno, que parece el personaje miserable de una novela de Charles Dickens, no es solo un tipo al que se le ha calentado la boca o que es un adicto a las bravuconadas.

Cuando Tim Gurner pide más dolor para los trabajadores, es consciente de que sus palabras causarán dolor, indignación y rabia. Pero también sabe que en esta era del escándalo y de las emociones primarias, unas declaraciones así le sitúan en el foco y a la altura de megalómanos tan poco empáticos como Elon Musk, Bolsonaro, Trump o Milei.

Lo que dice es repulsivo, pero da toda la impresión de que responde a un plan. Y este plan no es que se hable sobre las condiciones de los trabajadores australianos, sino la de colocarle a él, mediante una estrategia de tele predicador ultra, en el mismo nivel de todos esos líderes que saben que lo importante es que hablen de ti, aunque sea para escandalizarse por tu falta de humanidad.

Artículos destacados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio