¿Por qué no te pones un rato al día en modo avión?

Leyendo y escuchando sobre cómo se puede luchar contra la pandemia de desconcentración provocada por el abuso en el consumo de las pantallas me he encontrado con decenas de recomendaciones y de consejos que, al final, se resumen en que hay que aparcar el teléfono móvil todo lo que se pueda, sobre todo si se quiere dedicar un tiempo más o menos largo a trabajar en profundidad, que es el tipo de tarea que te otorga una ventaja competitiva y que, además, te hace ser mejor profesional…y, quizás, hasta mejor persona.

En éstas, me he encontrado con una charla con José Luis Izquierdo, más conocido por su nombre artístico y profesional del Mago More, en el que desgrana prácticas sencillas y efectivas para mejorar el hábito de la concentración. Entre ellas, hay una en la que ya había reparado y que se me antoja de sentido común: ¿por qué no ponernos durante un rato del día en ‘modo avión’?

Hazte un favor. Cuando tengas un trabajo que te obliga a la reflexión, a estar en silencio, a pensar y a escribir, coge tu teléfono, vete a los ajustes y pon el terminal en ‘modo avión’ el tiempo que necesites. Ya verás que el mundo no se acaba porque no contestes a un whatsapp en cinco segundos, que hay correos que pueden esperar y que esas llamadas que eran tan urgentes ya no lo son tanto.

La velocidad es buena para determinados trabajos y contraproducente para otros, pero, si no se sabe controlar, es nociva para nuestra salud física y mental. Por eso, reservarse espacios de tiempo para la quietud, el silencio, la reflexión o simplemente para no hacer nada y aburrirse termina siendo una magnífica inversión para tu capacidad. Pruébalo y verás. Al principio, te irrita hasta estar un minuto sin nada que hacer, pero luego vas viendo cómo te serena y te airea hasta el punto de que te notas más fresco y más creativo, más rápido y más imaginativo para fabricar ideas. Y lo vas a agradecer. Pues claro que lo vas a agradecer.

Artículos destacados
Adicción al móvil. Ilustración de DALLE-3

Aparca el móvil

Hazte un favor. Deja un rato al día el móvil en la encimera de la cocina o encima de tu mesita de noche. Y vete

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio