Cómo definir los grupos de interés en la comunicación de las empresas

En términos de estrategia de comunicación, es básico identificar cuáles son realmente tus grupos de interés. Pero esta identificación no debe hacerse en función de tus intuiciones o sensaciones, por muy claras que las tengas. Te puedes creer que alguien es muy importante para ti y, cuando lo analizas con detenimiento, te das cuenta que no lo es tanto. Y al revés. Quizás haya determinadas piezas en las que no has reparado que pueden ser claves para la consecución de tus objetivos.

Hay que trabajarse bien este punto antes de empezar a ejecutar la estrategia. Por eso, te recomiendo que hagas el ejercicio de dibujar estos grupos de interés en un mapa general el que puedas tener una visión de conjunto de quiénes son todos ellos y qué importancia tienen para tu proyecto.

¿Cómo? Usa estos criterios de ordenación:

1. Divídelos por bloques en función de cómo te relacionas con ellos (clientes, proveedores, instituciones, personalidades clave…)

2. Enuméralos en función de su importancia para tu plan estratégico, subrayando cuáles son imprescindibles, y señala cómo te vas a relacionar con ellos.

Un consejo: escríbelos a mano en un cuaderno o una pizarra para retener mejor la información en tu cerebro. Se trata de que tengas siempre en mente el quién es quién de tu modelo de negocio y de todas tus operaciones para, de este modo, no perder el foco de tu gestión. En cada momento tienes que saber qué y quiénes son los que más te interesan.

Tu mapa de grupos de interés es directamente tu mapa de interés. Y no puedes olvidarte ni por un momento de ello.

Grupos de interés

Y recuerda: las estrategias de relaciones públicas no son fácilmente medibles. Persiguen intangibles y no se miden con métricas de cantidad, sino de calidad. Y éstas no siempre son de aplicación (no es habitual hacerle una encuesta de satisfacción a un buen contacto institucional, por poner un ejemplo). Lo que hay que analizar es qué funciona y qué no funciona y ser consecuente. Pero subrayando lo esencial: no se trata tanto de medir lo intangible como de definir bien nuestros grupos de interés y obsesionarse con fortalecer los vínculos de confianza sincera con ellos.

Artículos destacados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio