GPT y la inundación de los textos sin alma

No voy a ser de los que despotriquen del uso de Chat GPT para la redacción de textos y artículos periodísticos y publicitarios, post para redes sociales o trabajos para universidades, institutos y colegios. Si no se le pueden poner puertas al campo, ya me diréis si no es un tanto pueril despreciar una herramienta con versión gratuita que te mejora los textos, aportándoles en la mayoría de los casos una estructura y una coherencia que no son tan fáciles de alcanzar si no se entrena el arte de escribir. Y si, además de estas ventajas, le añadimos en la pócima que con Chat GPT podemos ‘subcontratar’ la creatividad de nuestros textos, qué queréis que os diga: lanzaos a hacer textos mejores gracias a las nuevas aplicaciones de inteligencia artificial que se han puesto al alcance de nuestros teclados.
Ahora bien, el uso de Chat GPT y otras aplicaciones de IA tiene un par de contraindicaciones severas que habría que contemplar:

1. Al menos hasta el día de hoy, la mayoría de los textos de GPT se parecen demasiado. El estilo de GPT empieza a olerse a distancia. Y no es precisamente el mejor de los estilos. Le falta alma. Se le nota que está escrito con algoritmos que siempre usan las mismas frases, las mismas expresiones y los mismos adjetivos. Hasta que los algoritmos no empiecen a escribir mejor (que lo harán), lo que vamos a ver es que los textos de GPT están correctamente escritos, respetan la gramática…pero carecen de humanidad. Un consejo, pues: si vas a utilizar GPT, cuando vayas a repasar el texto, métele esa humanidad. Que no se note que lo ha creado un algoritmo que no siente ni padece, sino un hombre o una mujer de carne y hueso, de verdad.

2. Es importante que entrenes tus habilidades con GPT y con el resto de herramientas de IA que pueden mejorar tu trabajo, pero te pido que, por tu bien, te centres en desarrollar tus propias habilidades críticas: tu capacidad de escribir, tu capacidad para hablar bien y tu capacidad de comprender situaciones y de ‘saber leer’ los problemas a los que te enfrentes. Y, por supuesto, que sigas pensando en adquirir una visión humanista a través de la lectura y del consumo de una buena dieta cognitiva.

¿Por qué?

En primer lugar, porque como te dediques a apoyarte siempre en Chat GPT en casi todo lo que hagas, lo que vas a terminar es externalizando es tu capacidad para pensar. Y como el cerebro es un músculo que se atrofia, quizás te encuentres con que, sin tu GPT personalizado o lo que venga, no serás capaz de desarrollar un buen trabajo.

Y, en segundo lugar, porque como sigas usando la IA hasta para mandar un mensaje de whatsapp, vas a parecer un algoritmo con piernas. Y los algoritmos son maravillosos, pero a la gente le gusta conectar y relacionarse con otra gente y no con algoritmos. Bueno, al menos, de momento.

Artículos destacados

No escribas ‘Guerra y Paz’ salvo que sea necesario

Un buen informe no es el que empieza su recorrido con una envolvente y termina con un retruécano verbal después de haber engordado todos los párrafos del documento con un desparrame de frases hechas que parecen engordadas con clembuterol. Un buen informe es el que es capaz de resumir el titular y las ideas fuerza del asunto en cuestión y de ponerle el orden necesario para que quien lea el documento se entere sin aspavientos de qué es lo importante y porqué.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio