Si ya pagas el café con el móvil, por qué no pagar también por un artículo de periódico

Seguro que en alguna ocasión habréis escuchado decir eso de que «yo no compro periódicos porque son muy caros, pero si pudiera gastar sólo por los artículos que consumo, sí pagaría por leer esos artículos». Bueno, pues ese momento ha llegado. El Mundo lanza los micropagos. Y pronto lo harán El Español y los periódicos de Prensa Ibérica. Si quieres leer un artículo del periódico de referencia de Unidad Editorial, pagas 0,05 euros en la aplicación Payper y puedes leer ese contenido que has elegido.

Dos apuntes al respecto: En primer lugar, se trata de una innovación largamente esperada y que ya se vislumbraba que iba a llegar más pronto que tarde gracias al desarrollo tecnológico de los modelos de suscripciones y la consolidación de los pagos con tarjeta que ha propiciado el auge de plataformas de streaming de películas, series y música y hasta de sistemas de transferencias de dinero como el español Bizum.

Los ciudadanos nos hemos acostumbrado a micropagar. Hemos vencido el miedo de dejar el rastro de nuestra tarjeta de crédito por todas partes y hemos arrinconado al dinero en efectivo en muchas de nuestras transacciones, desde las más cuantiosas a las más residuales. De hecho, se ha producido algo que ya nos hacía pensar si no tendría su traslación al modelo periodístico. Hemos empezado a pagar con la tarjeta hasta el café que nos tomamos a media mañana. ¿Cómo no íbamos a poder hacer lo mismo con el típico artículo que ves en redes, que tienes muchas ganas de leer, pero que no puedes abrir porque no estás suscrito a ese medio?

Y una segunda consideración: este sistema de micropagos está en pruebas. Ya veremos si los ciudadanos lo hacen suyo o lo desdeñan. Y ya veremos también si impacta en algo en las cuentas de resultados de los medios. Pero lo que es seguro es que termina de abrir un camino de retorno al pago por los contenidos periodísticos que hace unos años, cuando vivíamos la fiesta de la gratuidad de los periódicos, nos parecía impensable. Y ese retorno, salvo que me digáis otra cosa, se me antoja que es la mejor vía para lograr que los medios de comunicación vuelvan a ser sostenibles y no dependan para sobrevivir de las migajas publicitarias que logran quitarles a Google y a Facebook y de la publicidad institucional que les llega desde las Administraciones públicas.

Buenas noticias, por tanto, para la industria de los medios.

Artículos destacados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio